Recuncho Lúdico

Un lugar dedicado a todo tipo de entretenimiento lúdico, juegos de mesa, rol, cartas y también a la fantasía y la imaginación.

26.10.06

Magic, el Encuentro


MAGIC, el Encuentro (Magic the Gathering) supuso un acontecimiento sin precedentes y un auténtico fenómeno a escala mundial a mediados de los años 90. La mayoría de los aficionados españoles hicimos nuestros pinitos con la tercera edición del juego, toavía en lengua inglesa. Actualmente hay, al menos, una novena edición e incontables y variopintas expansiones para el juego.

Magic es un juego de cartas coleccionables (Trading Card Games). Estos juegos se caracterizan porque los componentes utilizados, cartas, se obtienen al azar mediante la compra de sobres o mazos. A menudo, y el caso del Magic es paradigmático al respecto, existe una gradación de cartas comunes, inusuales y raras.

El sistema de juego del Magic nunca fue perfecto. En cada edición se han ido sucediendo revisiones y correcciones de las reglas, se han prohibido cartas y se ha restringido el uso de otras. Las revistas especializadas y los foros de internet están repletos de dudas sobre las reglas y sobre el uso de las cartas. Los componentes del juego son simples naipes, desproporcionadamente caros a mi entender y para colmo los enfrentamientos entre jugadores son a menudo desequilibrados y no por razón de estrategia o azar si no que lo son por razón de poseer mejores cartas, circunstancia a menudo aparejada a un mayor desembolso económico o una intensa actividad especulativa.

Pero pese a todas estas aparentes pegas, Magic supuso, aun supone, un éxito de ventas y una cantidad de ingresos que se me antoja del todo imposible de imaginar por su propio creador, Richar Garfield, profesor de matemáticas. La pequeña Wizard's of the Coast, empresa comercializadora del juego, pasó de ser una total desconocida a un gigantesco monstruo empresarial con una extensa gama de juegos en su catálogo incluyendo juegos de rol de la talla y prestigio de D&D, Rolemaster o Runequest.

Y es que Magic es un juego tremendamente divertido. El coleccionismo de cartas de variado valor y utilidad, la confección y perfeccionamiento de mazos, y partidas imprevisibles y llenas de emoción son ingredientes que sirven para confeccionar un juego de éxito que para colmo fue tremendamente innovador.

Se ha dicho que el Magic es un juego 'adictivo' en el sentido más peyorativo del término. Esta es una afirmación que creo inexacta e injusta.

Jugar a Magic es una experiencia divertida y, alternando los oponentes o nuestro propio mazo de vez en cuando, no es en absoluto cansina. Como tal, provoca la necesidad de jugar más y más, algo que creo que viaja aparejado a la naturaleza humana. Ocurre, por desgracia, que para disfrutar plenamente del juego se hace necesario desembolsar más dinero a medida que jugamos... Y de ahi la aparición recurrente del término 'adicción'.

Magic puede jugarse a dos niveles, de los cuales yo solamente conozco el primero.

Como juego entre colegas (amigos, compañeros de instituto, universidad, etc) siendo una experiencia divertidísima, especialmente si se comparte con un círculo de jugadores que desembolsa en el juego una cantidad parecida a la que desembolsamos nosotros.

Pero existe un segundo nivel, el de los torneos, elecciones de cartas en tiendas especializadas (o drafts) e incluso el de los campeonatos oficiales (regionales, nacionales, continentales y mundiales). Lejos de ser una realidad inalcanzables, el mundillo de los torneos está al alcance de cualquiera empeñado en ello. Existen torneos a medida de novatos, en los que solamente se permite utilizar cartas de las últimas expansiones o incluso únicamente de la última expansión. También hay torneos en los que se utilizan cartas y recién compradas en mazos y sobres distribuidos entre los participantes. Y claro, también hay torneos en los que se permite utilizar todas las cartas del juego, excpeto las prohibidas o restringidas, existiendo multiples variantes de todos ellos.

Hay un torneo a medida de cada jugador, siempre que esté dispuesto a gastarse el dinero.

Tengo buenos recuerdos del Magic. Lo he pasado bien con mis amigos, he disfrutado comprando cartas, he gastado dinero, aunque tampoco cantidades excesivas y siempre muy escalonadamente (quizá un sobre a la semana en mis épocas de jugador) y he jugado muchísimas partidas, tantas que no me atrevo a hacer una estimación, ocupando ratos perdidos o tardes enteras. Atrás quedan mis años de jugador, pero no tengo intención alguna de deshacerme de mis viejas cartas, quien sabe, quizá algún día las desempolve juegue con ellas...

3 Comments:

At 22:08, Anonymous Xouba said...

Un buen post, por Catán. Que haya muchos más así :-)

 
At 13:18, Blogger Grunt said...

Pues muchas gracias por el comentario.

¡Por Catán!

 
At 00:46, Blogger Guile said...

Acabé harto de tantas y tantas ampliaciones.Prefiero de cartas el magnífico, inconmensurable, y espectacular Star Wars CCG de Decipher

 

Publicar un comentario

<< Home